PALOMITAS Y TABLAS DE PLANCHAR

Noviembre es un mes extraño. Empieza con la celebración otoñal por antonomasia, Todos los Santos, Halloween o la castañada –como quieran llamarla–, y termina al inicio de la campaña de Navidad. Toda una estación condensada en un solo mes, en el que se pasa del calor veraniego a la oscuridad del invierno. Este Noviembre no sólo ha sido un mes frenético en cuanto al tiempo se refiere: los esponjiformes también lo hemos exprimido de lo lindo.

Para empezar, cabe destacar un final: la conclusión del Festival Petit Écolier de Cinéma. El quince de Noviembre, el jurado del Festival (o sea, nosotros) emitió su fallo: “2006: Odisea cero”, de Josep Maria Raventós, se llevaba el primer premio. El grado de participación superó todas nuestras expectativas, y desde aquí queremos mostrar nuestro agradecimiento, una vez más, a todos los participantes por hacer de este Festival algo merecedor de ser reseñado en la mismísima revista Fotogramas. La obra ganadora, una parodia de la opera magna de Stanley Kubrick protagonizada por una tabla de planchar, representa a la perfección el espíritu del Festival, que consistía, precisamente, en caricaturizar el cine de arte y ensayo. Sin embargo, hay muchas otras piezas que no tienen desperdicio y que todavía pueden verse en la web. La entrega de los premios tendrá lugar en breve y, evidentemente, les haremos una descripción detallada del evento en cuanto se realice. De momento, podemos avanzar que un filósofo de reconocido prestigio ha confirmado su asistencia y que, en la ceremonia, se servirán batidos de fresa. También podemos confesar que, en Esponjiforme, esperamos que este encuentro sea el inicio de una gran amistad con Josep Maria Raventós, con quien deseamos colaborar en el futuro, para hacer cosas tan buenas como el noticiario al que, mes tras mes, nos ha acostumbrado el ganador del primer Festival Petit Écolier de Cinéma.

Josep Maria Raventós

La importancia de las colaboraciones es algo que los esponjiformes hemos aprendido (y disfrutado) especialmente este mes, a raíz de nuestra unión con los Lametones de Amor y sus seguidores. Tras la performance en la FNAC, nos reunimos a finales de este mes para perpetrar un nuevo acto. En este caso, se trataba de reivindicar la supremacía blanca, a través de una manifestación bajo el lema Stop Color On Popcorn: las palomitas de colores son malas y perniciosas y, por este motivo, deben desaparecer. Esta era, en realidad, la segunda vez que se convocaba una manifestación de este tipo. La primera tuvo lugar ante la parada de palomitas de El Corte Inglés de Diagonal, en Barcelona y, curiosamente, semanas más tarde, clausuraron el chiringuito. Puede considerarse, pues, que la manifestación fue todo un éxito, ya que desaparecieron las palomitas de colores (aunque también desaparecieron las blancas).

No crean que todo ha sido fiesta y manifestación palomitera: este mes ha sido testigo de la primera publicación académica de los esponjiformes. Un paper sobre la objetividad y la credibilidad de los medios en Internet, escrito mano a mano con dos profesores de la Universidad de Barcelona, para un congreso sobre la cibersociedad, en el que analizamos el fenómeno de los fakes y, en concreto, el caso del vídeo del robo de la silla de Zapatero en el Congreso de los Diputados.

Ahora que Esponjiforme ha alcanzado un grado superior en la Academia, publicando en webs aparentemente más serias que nuestra revista electrónica de Filosofía, han aparecido nuestros primeros esbirros. Concretamente, tres muchachas que castigadas por la austeridad y el grosor del nuevo edificio de la Facultad de Filosofía, nos piden permiso para colgar vuestro cartel de Muñequitos docentes en la nueva universidad superfashion con la intención de que algún día el gris de la pared no se vea con los carteles de Esponjiforme. Evidentemente, la idea de seguir presentes (y batallando) en nuestra querida Facultad, nos entusiasma. Chicas, no sólo tenéis nuestro permiso para colgar los carteles de los muñequitos docentes (y, de hecho, todos los demás), sino que os estaremos eternamente agradecidos por ello.

 

Volver a la editorial actual

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com