El día 13 de Enero se reunieron en la sala Baudelaire de Madrid los más prestigiosos realizadores y guionistas del país para presenciar el estreno del corto Falling (cayendo) dirigido por Kikita Tutankhamon, miembro de la cópula directiva de Esponjiforme Entertainment, entidad encargada de la producción del corto.

La creación, basada en el choque entre la física newtoniana y las teorías de Leibniz, ofrece una nueva visión de la fuerza gravitatoria y reinterpreta las distintas teorías defendidas en filosofía de la física respecto a las relaciones entre el espacio y el tiempo. Newton afirmaba la existencia de un tiempo absoluto. Este fluye uniformemente sin relacionarse con ningún otro elemento. Leibniz se enfrentó a esta hipótesis proponiendo una visión relacional del tiempo, afirmando que no puede haber temporalidad alguna sin la existencia de cosas que experimenten cambios, es decir, sin movimiento. La tesis defendida en Falling (cayendo) se acerca más a la visión leibniziana, aunque deja la cuestión abierta.

Cinematográficamente hablando, Tutankhamon se muestra heredero del cine francés del periodo de la Nouvelle Vague, y destaca en la presente creación la influencia de Jean-Luc Godard, aunque el ritmo del guión sea más trepidante y no se deje ralentizar en exceso por el afán reflexivo. El trabajo de Tutankhamon demuestra que, como Cocteau, el autor domina una vigorosa retórica que pasa ágilmente de un medio a otro, pródiga en aforismos y de enorme eficacia, girando juguetonamente en torno al trabajo de otros artistas, construyendo con éste una festiva cosmología propia, una retórica que transforma instantáneamente todo lo que toca, integrándolo en una estética personal.

Es notoria también la influencia de la filosofía de Bergson, y la reinterpretación que hace de ella Deleuze. Para Bergson la conciencia es algo concreto, pero no de un orden antagónico al del resto de las cosas que componen lo real (que se entenderá en Bergson como una continuidad de procesos). Como enfatiza Deleuze, Bergson traduce la dualidad alma-cuerpo a la dualidad imágenes-movimiento. Una imagen es un fenómeno en el sentido kantiano, algo "que aparece" junto con un haz de otras imágenes: lo que antiguamente se denominaba devenir. Las imágenes interactúan continuamente en un baile de acción y reacción. Se trata, según Deleuze, de una vibración, del mismo modo que lo es un concepto. Por otro lado, el universo del movimiento, según la física actual, se compone también de vibraciones, como en el mundo de la imagen. En último término, parece que el movimiento y las imágenes son lo mismo: ambos son materia. Deleuze ve en Bergson una suerte de panteísmo, una mirada omniabarcadora. También Falling (cayendo) trata de potenciar la materialidad de la imagen en su elaboración digital, y este es uno de los rasgos que hacen de esta pieza un acontecimiento cinematográfico único e irrepetible.

Así lo constataron todos los especialistas que acudieron al concurrido estreno, en el que pudimos contar también con la presencia de personajes de la farándula y el mundo del espectáculo. Lo que en un principio fue un erudito análisis de la pieza cinematográfica terminó convirtiéndose en una gran fiesta, y la alegría, el buen humor y el glamour impregnaron el ambiente del local hasta bien entrada la noche.

Destacados miembros del mundo del espectáculo celebraron la presentación número 80 en el prestigioso local Baudelaire de Madrid.

Kikita Tutankhamon con la presentadora del acto.

Hecho, pues, un breve resumen de la obra y de su estreno en Madrid, les ofrecemos en primicia Falling (cayendo) en su versión definitiva y sin cortes. Esperamos que lo disfruten.

 

Dirigido por Kikita Tutankhamon

Producido por Esponjiforme Entertainment con la colaboración del Centro de Estudios Newtonianos

Rodado en los estudios Esponjiforme Pictures & Sound de Barcelona

 

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com