Atrás | Siguiente

Zachary Breaux Groovin'

 

Crítica realizada por Sincuidado

 

Disco: "Groovin'"

Intérpretes: Zachary Breaux, guitarra; Rex Rideout, teclados; Donald Nicks, bajo; Dennis Davis, batería y percusión; Roy Ayers, voz y marimba.

Discográfica: NYC

Año: 1992

 

Actualmente nos encontramos en fase de decantación de diversos estilos jazzísticos aparecidos hará cosa ya de unos diez años. Entroncándose con el jazz, géneros como el hip-hop, la música de inspiración electrónica, el rap,  el dub, etcétera, variantes de la música popular de masas principalmente de inspiración negra y fuertemente rítmica, vinieron a dar en lo que se llamó acid jazz, nu jazz o, según Miles Davis, doo-Bop.

Llama la atención observar que esta implantación ya definitiva, con sección propia en las tiendas de discos, coincide con una cierta revalorización de la fusión de los 70, separado ya el grano de la paja.

En cierto modo era ésta una suerte de música ambiental con esbozos de improvisación, en ocasiones fuertemente estereotipada.

Aparte de reconocer que no llega a emocionar gran cosa por lo general, hay algunas excepciones a la regla, como por ejemplo este curioso disco.

Se trata del primero de los tres que grabó este guitarrista antes de su prematura muerte, ocasionada por singulares hábitos farmaceúticos. Breaux fue un músico de estudio todoterreno, realmente virtuoso, capaz de acoplarse a cualquier estilo y contexto sin perder su propia personalidad. Tras varios años como profesional, grabó en vivo éste su primer álbum.

Quizá se echa en falta una mayor aportación individual de los acompañantes, pero esto no resta interés al resultado general dada la pericia del solista principal. Capaz de tocar en cualquier estilo y con sonidos muy diferentes, su eclecticismo no le resta fuerza interpretativa sino al contrario. Resuelve con gran naturalidad el difícil cóctel de hip-hop, Coltrane, latin-jazz y rock, afianzándose en un sentido rítmico preciso y en un uso armónico profundo. Tomando como base el trabajo de Wes Montgomery, llega a sus propias y sorprendentes conclusiones, expresadas sobre todo en la impecable construcción de sus solos tanto en la armonía como en su discurso, sencillo pero original.

Un interesante disco en el que podremos escuchar ante todo a un experto y original instrumentista, originalidad que ejerce en el sentido estricto. En palabras de un flamenco: “toca sus propias falsetas”.

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com