Atrás | Siguiente

Horteras sin fronteras presenta a...

George Benson

 

Por El Capitán Tronado

 

 

El hijo le dice al padre:

- Papá. ¡Soy gay!

El padre se lo mira de través y le contesta:

- A ver, hijo mío. ¿Tú eres director financiero de una multinacional?

- No.

- ¿Vives en un dúplex en el centro de la ciudad?

- No.

- ¿Tienes un cochazo deportivo de último modelo?

- No.

- ¿Y un chalé en la playa?

- Pues no...

- Hijo mío, tú no eres gay, tú lo que eres es un... ¡Maricón de mierda!

 

Pues nada chavales, aquí tenemos a George Benson, tocando y cantando mariconadas para pagarse la vida locaza y operarse la nariz.

A mí me gusta mucho el dinero, sobre todo para irme de putas, no como a ese imbécil de Sincuidado, que seguro que va de buenecito, pero seguro que se mata a pajas, cobarde de mierda...

Y no soy de los que moralizan con el rollazo ese de: “Se ha vuelto comercial”.

Si este gilipollas del Benson quiere hincharse de dólares mariconeando está en su perfecto derecho, pero yo lo estoy también para cagarme en sus muertos. Y no lo mando a tomar por el culo porque seguro que le gusta.

Son demasiadas tardes removiendo las estanterías de las tiendas de discos intentando encontrar algo decente de este tío, por si algún día le daba por volver a tocar la guitarra.

Ahora hará unos seis años le dio por hacer un disco medio decente, y tuvieron que poner una pegatina avisando de que, después de -¡15 años!- volvía a tocar la guitarra en todos los cortes. Sobran las palabras...

¡Seguro que pusieron la pegatina para avisar a la pandilla de Maripilis y locazas que habitualmente compran sus discos!

¡Pues ya es demasiado tarde, copón!

A este tío, a los que le escuchan y, sobre todo, a los que ponen sus engendros en la sección de jazz, los enviaba yo a Corea del Norte. ¡Se iban a enterar de lo que vale un peine!...

Aunque, -¿quién sabe?-, con la pinta de mariconazo que tiene Quim Gong II aún lo ascendería al politburó para componer himnos para el glorioso desfile ante el gran líder del primero de Mayo.

¡Horteras del mundo entero, uníos!

¡Hay que joderse!...

 

¡Santiago y cierra esponjiforme!

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com