Atrás | Siguiente

Llibert Fortuny Quartet: Un circ sense lleons

 

Crítica realizada por Sincuidado

 

Disco: "Un circ sense lleons"

Intérpretes: Llibert Fortuny, saxo alto; Albert Bover, piano; David Mengual, contrabajo; Marc Miralta, batería; Perico Sambeat, saxo alto

Discográfica: Nuevos Medios

Año: 2004

 

Hará cosa de dos meses tuve la agradable sorpresa de ver, en los estantes de la única tienda especializada en Jazz de Barcelona, el primer y esperado disco del saxo alto Llibert Fortuny.

Para los aficionados barceloneses Llibert es uno de los más aclamados protagonistas de jam sessions, a pesar del speaker del Jamboree, conciertos e iniciativas musicales de toda clase.

Y he de decir que la espera ha valido la pena, pues se trata de un disco excelente, más por cuanto despeja algunas dudas sobre este destacado artista surgidas al calor de las jams.

Grabado y mezclado en Agosto de 2002 y por fin publicado y distribuido en la encomiable discográfica Nuevos Medios, nos ofrece ocho temas, compuestos todos por Llibert a excepción de “I Hear  a Rhapsody”.

¿Pero cuáles son los méritos, a nuestro entender, de este disco? ¿Qué dudas son ésas a las que aludíamos? Intentaremos contestar sintéticamente.

En primer término, como uno de los principales méritos, está su profunda cualidad como cuarteto. Efectivamente, la compenetración de los cuatro músicos permanentes del grupo es total, tanto en las baladas (excelente  “Un Pam de Neu Blau”) como en los rápidos y medios. Los arreglos son muy buenos, en especial las intervenciones del fantástico Albert Bover al piano. Escúchense cómo lanzan los solos del líder el pianista y el bajista, alternando cambios dinámicos, en el soberbio corte “Jack el destripador”. No huelga el comentar que todos los intervinientes rayan a una altura enorme. Por otra parte hacerse acompañar del maestro Sambeat en un primer disco es toda una declaración de principios.

Variedad de tiempos, tonos y exactitud expresiva; intención, en una palabra. Uno pensaba, viéndole en las jams, que, dado su virtuosismo y energía, sobre todo en las improvisaciones rápidas, sería fácil y tentador hacer una monótona exhibición circense. No es este el caso y nos alegramos por ello.

Energía y diversión a raudales, acompañadas por un swing poderoso. Usualmente encontramos en los trabajos de artistas noveles, especialmente los nacionales, un exceso de control y cerebralismo, un miedo a hacerlo mal en definitiva, no así aquí. Por el contrario, la soltura con que fluye la música, tanto en los solos como en las partes “cantadas”, no resta un ápice de su intensidad. Sin duda Llibert goza ya de una madurez como solista y líder insólita para un artista novel.

Y, para terminar, un SONIDO PROPIO perfectamente reconocible. Esto se hace patente en una escucha atenta de las composiciones del disco en cuanto a tales. Después de ésta vemos que nuestro artista compone desde el saxo, con su sensibilidad  y  para el cuarteto, cómo no, pero sin duda desde la concepción de su propio sonido.

Lo que más nos ha gustado, sin duda, de este trabajo, no ha sido otra cosa que no poder asimilar a este saxofonista con ningún otro del pasado o del presente, cosa harto difícil hoy en día.

En definitiva, y por si no ha quedado claro, un disco excelente, en primera línea de lo que se cuece hoy día en el jazz, incluidos los USA. Y ahí es donde pensamos que nuestro solista debe empezar a pensar en batirse el cobre; los USA, cuna y principal teatro de ésta, nuestra música. Porque si ya hace tiempo que los jazzmen europeos gozan de prestigio internacional, no deja de ser cierto, como en el baloncesto, que es en América donde se juega con la máxima intensidad y competencia. Y, realmente, dada la juventud y el talento de este artista, sería una lástima que, por acomodarse, no lo intentase.

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com