Atrás | Siguiente

Stephane Grapelli: Young Django

 

Crítica realizada por Sincuidado

 

Disco: "Young Django"

Intérpretes: Stephane Grapelli, violín y piano; Larry Coryell, guitarra Ovation; Phillip Caterine, guitarras Ovation y Yamaha; Niels Hennig Ærsted Pedersen, contrabajo.

Discográfica: MPS

Año: 1979

 

En Enero de 1979 el productor discográfico Joachim E. Berendt reunía, para acompañar al simpatiquísimo Grapelli, a tres brillantes y eficaces músicos: Larry Coryell y Philip Catherine a las guitarras y el, según Tete Montoliu, “Art Tatum del bajo”, Niels Hennig Ærsted Pedersen. Una vez más se trataba de una selección de viejos temas de Django Reindhart y Grapelli de la época del Hot Club Quintet de Francia, más dos temas nuevos.

En la mitad final de su carrera como solista Grapelli grabó varios discos bajo estas premisas, y aunque siempre divertido, se puede decir que se pasó décadas tocando lo mismo, lo cual no es necesariamente negativo. Menos cuando siempre hizo saltar de alegría al respetable, como por ejemplo en su última actuación en Barcelona. Era pasmoso ver a un anciano al que tenían que llevar hasta la silla en escenario transformarse al empezar a tocar. Los jóvenes músicos que le acompañaban sólo con dificultad podían seguirle.

Este disco aporta sin embargo algunas singularidades destacadas.

Enseguida se trasluce el fenomenal ambiente, distendido y  festivo, de las sesiones de grabación. Al final del séptimo corte, “Swing Guitars”, Coryell no puede contenerse y empieza a conversar emocionado con Grapelli.

La selección de los temas, hecha por Phillip Catherine, no puede ser más acertada.

Y lo que es más reseñable, lo moderno que sonaba y suena todavía este disco. Porque teniendo todos los números para ello no es en absoluto rutinario. Destaca el excelente trabajo de los dos guitarristas. Demuestran un cariño enorme por el estilo, sin dejar de ser ellos mismos. Esto hace que en un disco de “Gipsy Swing” puedan encontrarse solos “free” como el excelente diálogo de guitarras del tercer corte “Are you in the Mood?", contestado no con menor audacia por un Grapelli inmenso.

Ahí está el detalle, que diría Cantinflas. La conjunción de músicos más jóvenes, incluso de vuelta de experiencias de vanguardia como Coryell, con un Grapelli expertísimo pero en óptima forma, nos hacen oír renovados y a veces insólitos temas que, por conocidos, podríamos hasta tararear de memoria.

Como diría un castizo: una gozada. O como dijo el propio Grapelli al final de la sesión de grabación:

“Nada de electricidad, sólo gas”

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com