Atrás | Siguiente

John Lee Hooker More Real Folk Blues

 

Crítica realizada por El moro Juan

 

Disco: "More Real Folk Blues"

Intérpretes: John Lee Hooker (voc); Fred Below (dr); Lafayette Leake (keyboards); Leroy Stewart & Eddie Burns (g).

Discográfica: Chess.

Año: 1965.

En esta interesante sección de jazz hemos recorrido la historia de esta música genuinamente americana (ninguna marca de tabaco rubio patrocina la presente crítica). Tenemos a un Earl Hines, un Charlie & Dizzy, un Coltrane, un David Murray, etcétera. Es por ello que se me ocurrió tratar, no sé si por esta vez o de ahora en adelante, algún que otro disco de blues. “A quien no le guste ni entienda el blues no creo que le guste ni entienda el jazz”, me decía el amigo Francesc Dies, todo un Ayatolah del jazz, mientras nos comíamos un bocata en un PIBE de Diagonal; para ser exactos: un Chorizo del Diablo (por solo dos euros... no-se-lo-perdáis).

Estamos ante un disco que por largos años estuvo descatalogado. Nos referimos a la segunda parte de “The Real Folk Blues”, publicado en 1965 para la discográfica Chess.

Cuidadín: esta discográfica ha hecho salvajadas auténticas, como transferir un vinilo a CD en plan casero y cutre, es decir, "utilice usted el programa de ordenador de turno registrando también el sonido de la aguja sobre el surco". LA PELA ES LA PELA. Pero no nos alarmemos que no es el caso. Este disco suena de puta madre. Palabrita del Moro Juan. Aun siendo de 1966.

Tenemos un conjunto de composiciones del maestro, diez en total, excepto "Mustang Sally", que no se trata de una versión del superhit de música soul que interpretó Wilson Piket (Full Monty, para las estudiantes de la Llull) sino de otra versión de su compositor original, Mack Rice.

El tema de arranque del disco es “This Land is nobody's land”. Dice el libreto que, dada la fecha (1966), podría referirse a Vietnam o al tema de los derechos civiles. Quien tuviera cerca ahora mismo a Agustín García Calvo para decirle al oído: "Mr. García, corazón... este negro maravilloso, ¿a quién le hablaba? ¿A los soldados de Vietnam o a los afroamericanos de los estados del Sur?"

No sé hasta qué punto hay ese mensaje político, pues la recitación de John Lee suele referirse más al duende (recurriendo al argot gitano), a la vida, penas y alegrías de los afroamericanos que a otros derroteros. En el tema “Nobody Knows", el genio nos habla de que "soy un muchacho nacido en un barrio pobre, tengo ilusiones... pero no sé cómo..." Alguno pensará cuando lea esto que todos los vendedores de Kleenex del metro escuchan a John Lee Hooker.

“I can't quit you babe”, compuesto originalmente por el gran Willie Dixon, nos muestra una voz erótica, susurrante, el Moro Juan se está poniendo como un tomate y... ¡ya!

John Lee, de joven o abuelete, no ha variado demasiado su voz; no es como el Joan Manuel Serrat de Mediterráneo (con la ovejita al lado, allá en el monte junto a Heidi) respecto al de “Sombras de la China”. Hooker es CAFÉ NEGRO, señores, CAFÉ NEGRO.

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com