Atrás | Siguiente

Art Pepper Thursday Night at the Village Vanguard

 

Crítica realizada por Sincuidado

 

Discos: "Thursday Night at the Village Vanguard", "Friday Night at the Village Vanguard", "Saturday Night at the Village Vanguard"

Intérpretes: Art Pepper, saxo alto; George Cables, piano; Elvin Jones, batería; George Mraz, contrabajo.

Discográfica: Contemporary Records

Año: 1977

 

El maestro del saxo alto Art Pepper fue uno de los más grandes saxofonistas de todos los tiempos. De sus grabaciones escogemos la selección en tres volúmenes, tal como inicialmente se publicó, de sus históricas actuaciones en vivo el 28, 29 y 30 de Julio de 1977 en el Village Vanguard de Nueva York.

La intensidad de la inspiración en estas sesiones fue tan alta que la discográfica acabó finalmente publicando, en una caja de siete cedés, la grabación completa de estas actuaciones al rojo vivo.

La trayectoria musical de Pepper es significativa, cuando no ejemplar pese a su turbulencia, de un camino expresivo marcado sobre todo por una franqueza radical e insobornable.

Pepper fue en sus inicios, en los primeros años cuarenta y los cincuenta, uno de los principales definidores del jazz de la costa oeste. Destacaba por su tono suave, relajado, cuyos solos bailaban sobre la masa sonora de las secciones rítmicas. Pero esta placidez engañosa rápidamente dejaba paso a una audacia improvisadora portentosa, con una técnica ametralladora de ataque de los solos llena de inventiva. En un solo cualquiera de Pepper hay ideas suficientes para una carrera musical completa.

Pepper parecía destinado a ser uno de los principales protagonistas del jazz moderno desde la costa oeste. Pero su adicción a las drogas e interminables problemas personales y con la justicia truncaron la fluidez de su progresión artística. Sin embargo, hacia finales de los cincuenta, a trancas y barrancas, sigue grabando, mostrando un estilo más maduro, menos dulzón e ingenuo, con un trasfondo amargo.

Durante los sesenta, por su drogadicción, desaparece de la escena pasando largas temporadas en la cárcel. Pero no es un tiempo creativamente baldío. Reestructuró por completo en ese periodo su manera de tocar, integrando las influencias de Coltrane y del “Free Jazz” sin perder por ello sus virtudes esenciales, integrando esos componentes en un todo asombroso: un depredador ataque de los solos con un sonido vulnerable en los graves mediante un ajustado uso del vibrato y la disonancia. Su paleta tonal se volvió mucho más libre y variada, con un fraseo aún más fantasioso que antaño por estar manos ligado a las sucesiones de acordes.

Reaparece entonces en los setenta, década en la que graba una serie de discos excepcionales, todos recomendables, para Galaxy y Contemporary.

Con la intensidad del directo, encontramos en estos tres discos la pasión de un gran artista que, resurgiendo de sus cenizas, se da mediante su música a sí mismo. Le acompañan Cables al piano, uno de los pianistas con el fraseo más libre y fantasioso a nuestro entender, y Elvin Jones a la batería, impulsándose unos a otros sin tregua. Un trabajo auténticamente radical por su intensidad, tanto en los tiempos fuertes como en las baladas, lleno siempre de una creatividad imponente.

“He aquí el hombre”, parece decirnos Pepper. Honesto, implorante, tierno, enérgico y desinhibido, al fin libre por cuanto logró algo realmente difícil y meritorio: que su obra fuera finalmente la radical y franca expresión de toda su personalidad.

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com