Atrás | Siguiente

Sheila Jordan Falling In Love With Love

 

Crítica realizada por Jordi García Cruz

 

Disco: "Falling in love with love"

Intérpretes: Sheila Jordan, vocals; Barry Galbraith, guitar; Steve Swallow, bass; Denzil Best, drums.

Discográfica: Blue Note Records

Año: 1963

Sheila Jordan grabó este disco como su debut profesional en el mundo del jazz. ¡Increíble! Sí, ya a este nivel iniciático mostraba un gran control sobre su técnica y una actitud improvisadora de riesgo extremo. Antes de decidirse a grabar había tenido experiencias muy fuertes con la improvisación, empezó cantando con el grupo de Charlie Parker en jam sesions y poniendo letras a sus improvisaciones. Después grabó un tema con George Russell.

Sheila es una vocalista con una sensualidad muy fina y carnal en los tiempos de baja intensidad y exuberante y flexible en los tiempos rápidos y enérgicos. Apura sus frases hasta el último suspiro como si las hiciera nacer y no las dejara ir hasta no decir todo lo que pretende. Ha ido cultivando su devoción al canto desde pequeña tomando clases a edad temprana, su enseñanza fue evolucionando cantando en grupos de jazz en diversos clubes y fue prolongada ya que no era como aspiración profesional sino por amor al arte.

Practicando, practicando llegó a la conclusión de que debía probar en la escena de Nueva York, cantó en algunos clubes hasta que conoció al pianista Duke Jordan y se casó con él. Esto le proporcionó la oportunidad de conocer a los revolucionarios bebopers y tocar con Parker y Gillispie en jam sesions; a Parker y compañía les entusiasmó su feeling y su flexibilidad, según Parker era su vocalista preferida, y le animaban a empezar su carrera en solitario. Sheila no lo veía claro, tenía unos hijos que mantener, ya que al parecer su marido no estaba muy por la labor. Una vez divorciada de Jordan, Sheila se puso en primera línea del jazz. Primero la llamó uno de los iniciadores de la atonalidad y la libre improvisación para orquesta, George Russell, que le propuso cantar en un tema. Poco después firmó un contrato con Blue note y su ascensión fue fulgurante.

En este disco Sheila muestra las virtudes que la caracterizan: sensualidad aterciopelada, desnudez carnal y flexibilidad en el fraseo, capacidad para modular el tono de voz y cambiar el compás en diversos registros y fases del tema, así como una capacidad natural para la improvisación, ya sea en tiempos débiles, medios o suspendidos y rápidos.

Sheila encontró un grupo que le viene muy bien porque son capaces de tocar sus complicadas y espontáneas melodías, pero también de improvisar con mucho riesgo y todo sin perder la dirección del tema. Steve Swallow es un joven bajista que había tocado mucho free jazz, vanguardia, jazz moderno, incluso swing. Y que tiene una manera de improvisar muy abierta. Barry Galbraith  es un guitarrista con un tono muy fino y un lenguaje muy versátil que le permite tocar tanto jazz moderno como swing. Había participado en varias sesiones memorables como “Helen Merrill featuring Clifford Brown”.

Todos los temas son buenos, yo destacaría cuatro en particular por la técnica y la espontaneidad del grupo, y en especial de Sheila.

Falling in love with love:

Tema a tempo medio iniciado por Swalow, marcando un compás en forma de solo estilo “walking” sobre el que Sheila canta entrando después con un swing tremendo y la suavidad que le caracteriza con Denzil a las escobillas.

If you could see me now:

Tema a tempo medio iniciado por Sheila con una interpretación libre de la melodía que acaba en un anacruza en el que entra primero Barry tocando una bella inversión de acordes de la melodía.

Let’s face the music and dance:

Este es un tema  muy parecido al primero en su desarrollo y tocado a un tempo frenético donde Sheila muestra una voluptuosidad arrolladora.

Hum Drum Blues:

Blues tocado a ritmo arrastrado y caminante, pero iniciado de una manera curiosa porque Sheila entra con una interpretación libre de la estrofa que Swalow acompaña mediante escuetas improvisaciones. Después el tema va desarrollándose de manera más o menos tradicional, con Sheila mostrando una desnudez y un ímpetu muy sugerentes.

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com