Atrás | Siguiente 

el atentado del melón

 

Los miembros de Esponjiforme Entertainment llevaron a cabo, en la última clase de Metafísica del semestre, un atentado terrorista inaudito en la Facultad de Filosofía de la UB, y quizá también en el resto de facultades del país y del mundo entero. Ofrecemos a continuación una detallada descripción del atentado, exenta de valoraciones morales. El atentado no tenía por objeto reivindicación alguna. Era axiológicamente neutro. Considerádlo una performance o la búsqueda de una experiencia estética. Lo que sí debemos mencionar, mal que nos pese, es que, contra todo pronóstico, hubo una víctima. Una víctima cuyo mal nunca podremos reparar y a la cual dirigimos nuestras más sinceras disculpas y muestras de apoyo incondicional. Procedamos, pues, sin más preámbulos, a la descripción de este tragicómico suceso.

Fotos del artefacto empleado para el atentado. En la parte de delante, la etiqueta de Esponjiforme, y detrás una nota que rezaba: "Sus amigos de esponjiforme.com le desean unas felices fiestas"

 

Breven descriptionen (fichen teknichen)

 

Horarien/lokalizationen: el 22 de Diciembre a las 12 horas A.M., en el aula 21 de la torre C.

Motivationen: una frase que dijo el profesor de Metafísica (Eudaldo Forment) en clase el día anterior:

"Yo una vez ví, y no es que tenga nada en contra, en un pueblo cuando era pequeño, a dos hombres peleándose, y uno cogió un melón y se lo partió en la cabeza al otro, melón contra melón. A nadie le gusta que le digan cómo es"

Artefacten: un melón, ni muy grande ni demasiado pequeño, con la etiqueta de Esponjiforme.com pegada y una nota que rezaba:"sus amigos de Esponjiforme.com le desean unas felices fiestas".

 

Komanden formationen:

 

- Kikita Tutankhamon: planificación y coordinación general, control terrestre y minimización de la notoriedad espacial respecto al número de bultos implicados.

- Zeus Crónida: asesoramiento en la colocación del artefacto, control de la afluencia de posibles testigos en la zona de peligro. Previsión de posibles consecuencias a nivel legal.

- Heidi: asesora en términos de bioética y respeto a los Derechos Humanos. Cálculo de las consecuencias y heurística del miedo.

- Liatrix: coordinación general, localización de un artefacto auxiliar en caso de incidencias en el plan inicial. Control de la fluidez comunicativa entre miembros.

- Nikochan: adquisición, preparación y colocación del artefacto. Planificación y coordinación general.

- El moro Juan: eliminación de pruebas concluyentes y valoración final del atentado.

 

Detalladen descriptionen

 

A las nueve de la mañana del día D Nikochan sale de su casa y se dirige al mercado para adquirir el artefacto. Paralelamente, Kikita Tutankhamon se reúne con Liatrix en un piso franco, esperando instrucciones. Zeus Crónida ya se encuentra en la Facultad, vigilando los alrededores. Heidi duerme como siempre a estas horas.

Una vez adquirido el artefacto en la frutería, Nikochan se dirige a su casa para preparar el melón. Imprime la etiqueta de Esponjiforme y la felicitación navideña con su Epson Stylus Color 440 para después engancharlas en el melón haciendo uso de una cinta plástica adhesiva y transparente, también denominada celo. Una vez preparado el artefacto, lo fotografía con su Canon Olympus ante la mirada atónita de sus familiares, que no entienden por qué está haciendo el reportaje fotográfico de un melón.

Una vez insertado el artefacto en una bolsa, Nikochan envía un mensaje de texto al móvil de Liatrix: "Darth Vader a Palangre: el artefacto está listo". Tanto Liatrix y Kikita Tutankhamon como Nikochan se dirigen a la Facultad. A medio camino, Nikochan recibe la llamada de Zeus Crónida: "Epitican a Darth Vader: ahora no hay nadie en la clase. ¡Lo tenéis a huevo, lo tenéis a huevo!". Nikochan acelera el paso y llama a Liatrix para que se apresure. Finalmente llega a la facultad y allí es recibido por Zeus Crónida, que le acompaña a la torre C. Liatrix se cruza con ellos y antes de pasar de largo les indica con un disimulado gesto que todo está listo. Llegan por fin a la torre C y delante de la clase, sentado en una mesa, se encuentra Kikita Tutankhamon, que les cubre las espaldas mientras ellos entran en el aula. Rápidamente, Nikochan deja el melón encima de la mesa. Zeus Crónida le indica que es mejor que lo deje en la silla del profesor, porque si lo ve el conserje puede que el plan se trunque por completo. Así lo hace.

Una vez activado el artefacto, Liatrix y Kikita Tutankhamon se dirigen a la biblioteca y Zeus Crónida y Nikochan se toman un café con leche en la cafetería. Heidi recibe la noticia de que todo está listo y pasa de la incredulidad a la sorpresa.

A las doce y diez se reúnen todos en la torre C y entran en clase como cada día. El resto de los alumnos va entrando también y pronto hace el doctor Forment acto de presencia. Nadie ha visto aún el artefacto, y el doctor Forment empieza a hablar de la fecha del examen sin fijarse en su silla. Es al cabo de cinco minutos cuando decide sentarse, pero al retirar la silla para hacerlo se encuentra con el melón. Forment sabe que aquella fruta está allí por lo que había dicho el día anterior en clase, pero en vez de sacarlo y tomarse la cuestión con sentido del humor, decide disimular y actuar como si nada. Se sienta, pues, en la silla, con el melón enclaustrado entre el respaldo y su trasero. Mientras tanto, haciendo gala de un refinado estoicismo, comienza a explicar a San Agustín, esta vez sin referencia a melones.

Viendo que no podrá aguantar dos horas en aquella incómoda postura, Forment decide retirar el melón y trasladarlo a una silla que tiene a su izquierda, cogiéndolo con una mano. Hacerlo sin que nadie se dé cuenta, y en medio de su explicación, es algo sumamente complejo. Forment sabe, además, que si el melón se cae todo el mundo lo verá. A pesar de ello se arriesga y lo consigue gracias a su capacidad de autocontrol y a su sigilo. Sin embargo, para evitar más sucesos imprevistos, decide terminar la clase una hora antes, ante la alegría de todos los alumnos.

Al constatar que el atentado no ha tenido los resultados esperados, y que el propio profesor ha convertido, contra todo pronóstico, un pequeño guiño humorístico en una hora de disimulo estoico, los miembros del comando deciden retirar el melón de la silla y comérselo antes de que lo haga el conserje. 

 

Fotos del entrenamienten peparatorien

 

Uno de los miembros poniendo a prueba su puntería

El comando entrenándose en un descampado de las afueras

Los miembros del comando acicalándose

Dos de los miembros del comando penetran sigilosamente en el seno de la facultad

Dos vigilantes en el tejado

Aparaten radien MiKasa. Coberturen: larga distancia, cuanto más chilles, más distancia. Más de 5.000 pesetas. Pilas no incluídas

Nuestros muchachos fueron entrenados durante días en sofisticados programas de simulación diseñados por MiKasa especialmente para este evento.

Planen generalen Torre C

 

Queremos felicitar desde aquí a nuestro querido profesor de metafísica por el esfuerzo empleado.

¡Gratien, Eudalden!

 

Los magníficos dibujos que ilustran la "detalladen descriptionen" son obra de Heidi.

 

 

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com