Atrás | Siguiente

 

LOS PELIGROS DEL PLASMA

 

El ser humano siente desde tiempos inmemoriales la necesidad de acomodarse a su entorno. Muchos caballeros, cuando se aposentan en una silla, se recolocan los testículos con un delicado movimiento de cadera para evitar tirones. Esta costumbre, que en inglés se denomina packaging, no es más que una consecuencia de este afán de adaptación al entorno.

Packaging.

En un ambiente colonizado por todo tipo de aparatos tecnológicos, la necesidad de convertir el entorno en algo más humano, personal y acogedor se acrecienta. Cuando el televisor se introdujo en el entorno doméstico, lo primero que hizo el hombre fue integrarlo para que no constituyera un elemento extraño y perturbador. Nació entonces la bonita costumbre de situar encima del aparato figuritas, retratos de la primera comunión, flores secas y demás objetos personales.

Pronto se desarrolló una industria dedicada a la fabricación de adornos para televisores. Actualmente, existen aún muchas empresas especializadas en la realización de este tipo de artilugios, fabricando desde galgos de porcelana hasta ceniceros enormes con la inscripción “Recuerdo de Cuenca”. Ahora, esta industria se ha visto seriamente amenazada por la aparición de los televisores de plasma:

La imposibilidad de personalizar los televisores de plasma con las clásicas figuritas de adorno pone en peligro miles de empleos y está a punto de erradicar una larga tradición fundamentada en el instinto humano de adaptación al medio.

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com