Octava edición

 

EL 99% DE LOS ESPAÑOLES NO SE TOMA EN SERIO A SCHOPENHAUER

Un estudio estadístico encargado por el Ministerio de Marroquinería y Complementos concluye que el 99% de los españoles no se toma en serio las teorías de Arthur Schopenhauer, uno de los autores más relevantes de la Filosofía occidental, maestro del célebre Friedrich Nietzsche. Varias son las razones que podrían explicar la falta de interés que suscita el pensador germano. El estudio destaca como motivo principal la poca visión comercial del filósofo. Una de sus  obras más importantes, El mundo como voluntad y representación, tiene un título muy poco atractivo y, además, se publicó originariamente en alemán. El editor español Juan José Robleño parece confirmar esta tesis: "la estrategia comercial de Schopenhauer es absurda. Una cosa es vender prestigio y exclusividad, y otra muy distinta pegarse la vacilada de escribir en idiomas que nadie entiende sin pensar siquiera en posibles adaptaciones para la gran pantalla". Uno de los principales defectos del autor es, asimismo, el apellido. Schopenhauer es una palabra difícil de retener, con poco gancho. Según consta en los diarios personales del autor, su editor le propuso en un principio sustituir Schopenhauer por el pseudónimo Mister Choped. El filósofo no aceptó la propuesta y condenó su obra al ostracismo, que no sé lo que significa pero parece algo oscuro y apartado.

El estudio encargado por el Ministerio se apoya en numerosas entrevistas en profundidad realizadas en distintas localidades del territorio español. En una de estas entrevistas, la señora Carmen Vélez, propietaria de una mercería en Alcorcón, ejemplifica claramente la falta de interés del

 

filósofo: "lo de que la cosa en sí es la voluntad no lo entiendo, la verdad. No sé si se refiere a la voluntad como propina o como ganas de hacer cosas. Una se levanta cada día a las cinco de la mañana para tirar p'alante, y este hombre se pasa el día bordeando el misticismo, que es lo mismo que estar borracho pero sólo con el pensamiento. No digo que no tenga talento, pero me gustan más las zarzuelas".

Hace muchos años que la filosofía schopenhaueriana ha dejado de ser un tema recurrente en las conversaciones de la gente de la calle, a pesar de los esfuerzos que se están llevando a cabo para mejorar la situación. El último intento desesperado ha sido introducir al autor en el mercado de las sintonías para teléfonos móviles a partir del eslógan Llama al 7887 si quieres que Schopenhauer te avise cuando suene tu móvil.

También se ha optado por cambiarle el título a una de sus obras menos conocidas, sustituyendo Especulación trascendente sobre la aparente intencionalidad en el destino del individuo por Si lo intentas me amarás con dos canutos de más. El problema, sin embargo, parece radicar en la Filosofía misma en tanto que disciplina. Esto es lo que opina el filósofo John Chorleider: "son muchos los autores contemporáneos que dicen que la metafísica tradicional nos lleva a los totalitarismos, pero la gente no va a cambiar sus planes por ello, y menos teniendo ya la vida montada". Lo que resulta evidente, en todo caso, es que Schopenhauer está perdiendo fuelle. Si le echan un vistazo a su entorno más cercano, se darán cuenta de que la relación de la voluntad con su correlato en el mundo fenoménico no es precisamente una cuestión que inquiete especialmente a los españoles■

>>El Positivismo, erradicado en España<<

El departamento antisectario de la INTERPOL ha desarticulado la logia española Coherentismo Feliz, perteneciente a la Iglesia Positivista. "Su lema es Seamos positivos, pero en realidad lo único que les preocupa tener en negativo es su cuenta corriente", declaró el inspector encargado del caso.

Uno de los locales de la logia en Barcelona

"Desde que somos positivistas todo nos parece bueno y oportuno", declaran algunos de los miembros de la secta a los periodistas, mientras se manifiestan pacíficamente a las puertas de la Audiencia Nacional reclamando que  dejen libre a Monseñor Chú, el líder de la logia. "Entonces, ¿no les parece positivo que hayan arrestado a su líder?", preguntó uno de los redactores. Tras esto, algunos de los hermanos positivistas entraron en franca contradicción y se desmayaron. Otros, la mayoría, se taparon los oídos y cantaron Libre de Nino Bravo.

Dos de los miembros de la secta

A los miembros de la Iglesia Positivista les está prohibido comer frankfurts, viajar a Francia, cortarse las uñas y ver cualquier canal de televisión que no sea Canal+ o Canal+30■

Publicidad

 

 

Volver a la edición actual

  

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com