Atrás | Siguiente

Fichte

 

"En una mujer no corrompida, el impulso sexual no se manifiesta en absoluto, sino sólo el amor, y ese amor es el impulso natural de una mujer para satisfacer a un hombre... La mujer que así renuncia a su personalidad y, no obstante, retiene al hacerlo su plena dignidad, necesariamente cede a su amante todo cuanto tiene... En lo sucesivo su vida se convierte en parte de la vida de su amante, lo cual queda apropiadamente evidenciado al adoptar su apellido... Mediante el reconocimiento del matrimonio, el Estado abandona todos los motivos para considerar a la mujer como una persona legal. El marido ocupa su lugar. Su matrimonio la anula por completo"


La ciencia de los derechos

 

"Si [una mujer] está casada, toda su dignidad depende de que esté debidamente sometida a su marido y a éste le parezca que, en efecto, lo está... Ella tiene la capacidad de recuperar su libertad, si así lo quisiera. Pero ahí está el fondo de la cuestión: ella no puede desear racionalmente la libertad. Y además, puesto que la relación con su marido es públicamente conocida, debe parecer a todos cuantos conoce totalmente sometida y absolutamente entregada al hombre de su elección. De ello se desprende que su marido es el administrador de todos sus derechos y que ella desea afirmar tales derechos sólo en la medida en que él lo desea...Las mujeres son inadecuadas para ejercer cargos públicos por las simples razones siguientes: Los funcionarios públicos son responsables del Estado, y por ello deben ser perfectamente libres y depender siempre de su libre albedrío... De aquí que la condición exclusiva para que una mujer pueda optar aun cargo público sería la promesa de no casarse. Pero ninguna mujer racional puede hacer semejante promesa, ni tampoco el Estado puede aceptarla racionalmente, pues la mujer está destinada a amar... Pero cuando ama tiene el deber de casarse y el Estado no debe ponerle obstáculos para ello. Ahora bien, si una mujer que tiene un cargo público contrajera matrimonio, se plantearían dos posibilidades: en primer lugar, se sometería a su marido en asuntos relativos a sus deberes oficiales, los cuales serían totalmente contrarios a su dignidad femenina, pues no puede decir que se haya entregado totalmente a su marido... La segunda posibilidad es que podría someterse por completo a su marido, como requiere la naturaleza y la moralidad. Pero en ese caso, ella dejaría de ser la funcionaria y él lo sería. El cargo pasaría al esposo en virtud del matrimonio, como el resto de las propiedades y derechos de la esposa. Pero esto es algo que el Estado no puede consentir"

La ciencia de los derechos
 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com