Atrás | Siguiente

  

     el atentado

del Teo

 

Esponjiforme planteó con ilusión la posibilidad de un segundo atentado en la facultad, visto el éxito de público y crítica que obtuvo la misión precedente. La intención inicial era burlar todos los dispositivos de seguridad de la biblioteca e introducir en ella un libro del Teo. Sin embargo, pronto nos dimos cuenta de que podíamos pretender ser cachondos, pero no inconscientes. Nadie hasta el momento se ha atrevido a poner en duda el estricto funcionamiento de la biblioteca; o almenos aquellos que lo pretendieron han desaparecido sin dejar rastro. Cierto es que el alumnado está un tanto atemorizado por el carácter marcadamente estricto de las normas en la biblioteca: un ejemplo de ello es que nadie hasta el momento se ha atrevido a pedir prestado Ser y tiempo, aunque en principio no esté prohibido. A pesar de ello nadie ha querido arriesgarse. Debemos comprender, sin embargo, las razones de esta política del terror: en la biblioteca se encuentran las fuentes de las que beben estudiantes y alumnos, de allí brota toda la sabiduría filosófica. Ello explica que las medidas de seguridad sean extremas.

Dada esta situación, decidimos plantear la misión, ya no como un atentado, sino como una amigable donación. Pensamos que nadie podría reprocharnos el hecho de legar a la facultad una obra a la que todos nosotros asociamos profundos sentimientos: Teo se viste.

Así pues, un martes por la mañana nos personamos en la biblioteca de la facultad, llevando en la mochila el preciado Teo. Nos dirigimos apresuradamente a la sección de Filosofía de la religión, lugar en el que creemos que debería figurar la colección entera de libros del Teo (por no mencionar los tebeos de Zipi  y Zape). Como no queríamos dar trabajo al personal de la biblioteca, nosotros mismos pegamos la referencia correspondiente al Teo (a saber, 12.1 Teo) y lo ubicamos al lado de El despertar del self (no la hemos leído, pero seguramente constituye un interesante análisis de la comida rápida, uno de los fenómenos provocados por el ateísmo contemporáneo).

 

En Teo es vesteix

Imagen del preciado libro

La firma de esponjiforme

La etiqueta de Esponjiforme, pegada en la última página de la obra legada

El código de la biblioteca

Como todos los libros que se encuentran en la biblioteca, el Teo también tiene su propio código de barras para que pueda ser convenientemente identificado

La biblioteca

En una de las estanterías de este pasillo se encuentra el Teo, esperando ser leído por su gran número de fans

El rincón del Teo

Esta es la sección de filosofía de la religión, lugar en el que se encuentra el Teo

El Ovni

Vista general del edificio de la anterior biblioteca, también llamado 'Ovni'

 

 

© Esponjiforme Entertainment. Todos los derechos reservados. El plagio es un delito y será castigado con la pena de muerte. No somos comunistas.

Consulten sus dudas, dirijan sus insultos y hagan efectivas sus transferencias bancarias a través de nuestra dirección de correo:

esponjiforme@esponjiforme.com